Consejos de Seguridad para Viajar a China

Por este texto le ofrecemos unos útiles consejos de seguridad en China para que tenga un viaje agradable. Antes de viajar a China, necesita preparar los objetos más importantes: un mapa del viaje, linterna de pilas, medicinas usuales, tarjeta de crédito, un poco de dinero, copias de documentos importantes. Aparte de los arriba mencionados, es mejor decir el plan del viaje a la gente fiable y saber la dirección y el número de teléfono de la embajada de China para que evite suceder eventos desafortunados. Realmente, en China el cuerpo de policía se denomina Departamento de Seguridad Pública (gonganju). Los extranjeros rara vez se relacionan con ellos, si no es en los trámites de petición de un visado, de un permiso para una zona restringida o para denunciar el robo o pérdida de objetos personales. China es un estado de derecho y de democracia. No todas las comisarías (paichusuo) cuentan con personal que hable inglés, conviene contactar con un intérprete antes de acercarse a realizar una denuncia, aunque lo mejor es llamar primero a la embajada o al consulado. En China continental se puede llamar a la policía a través del número 110. Se recomienda tener cuidado con los objetos de valor y documentos importantes, elegir hoteles y restaurantes limpios y seguros. En caso de necesitar asistencia médica lo mejor es acudir a un hospital regular.

 

comisaria

 

Precauciones

Generalmente viajar a China es seguro. Aunque los índices de criminalidad han aumentado desde la liberalización económica de los ochenta y la emigración de millones a las ciudades desde el campo, es raro que el visitante extranjero sea víctima de delitos más graves que robos menores. Cuando viaja a China, es mejor optar por los transportes públicos, tales como tren, avión, barco y metro. Además, necesita confirmar que todos documentos válidos están listos y comprobar que el itinerario ha sido organizado antes de salir. Al mismo tiempo, no hable de cosas privadas con desconocidos en tren, avión o barco. No come alimentos ni beba bebidas de extraños. Por lo general, conviene extremar las precauciones en los autobuses y trenes, sobre todo en la clase de asientos duros y en los viajes nocturnos, donde los turistas se convierten en objetivos potenciales para los ladrones. Se debe proteger el móvil y los objetos de valor, llevar el dinero a buen recaudo y asegurar las maletas en el portaequipajes en los viajes nocturnos en tren. Los hoteles son relativamente más seguros que los albergues. Se pueden emplear las cajas de seguridad o consignas, y si se hace, se debe solicitar un recibo. En las habitaciones compartidas nunca se debe dejar a la vista objetos personales o documentación importante y se ha de ser muy cauto a la hora de proporcionar detalles personales a otros viajeros. Se aconseja no exhibir objetos caros o llamativos en las zonas muy transitadas y llevar la cartera a buen recaudo. Se debe sacar con discreción y es mejor llevar sólo el dinero necesario para pasar el día. En los aseos públicos no conviene dejar sesatendidos en ningún momento los enseres personales. El dinero en efectivo, pasaporte y visado deben llevarse a buen recaudos. Si se han hecho fotocopias de las páginas del visado a a China del pasaporte y de la información personal, se deben guardar separadas de los originales. En algunos lugares de interés se obliga a dejar los bultos en la consigna antes de entrar. Para poder identificarse, es esencial llevar siempre el pasaporte. China es un destino muy seguro para las mujeres y los hombres suelen ser respetuosos. No obstante, se deben tomar medidas de precaución y tener en cuenta que siempre es mejor viajar en grupo, para reducir las posibilidades de ser agredida o asaltada. Si se viaja en solitario, conviene mantenerse alerta en las zonas rurales y apartadas, y evitar pasear por zonas tranquilas y desiertas, sobre todo de noche. En cuanto a la ropa, lo mejor es adaptarse lo máximo posible a la forma de vestir y de comportarse de las mujeres locales. Siempre ayuda vestir con recato, especialmente en las regiones musulmanas y en las zonas rurales. Además, se debe evitar el alojamiento compartido y en su lugar dormir en habitaciones individuales en hoteles situados cerca del centro de la ciudad, en calles bien iluminadas. Un silbato y un par de movimientos de autodefensa son siempre buenos aliados para protegerse.    

 

viaje de china 01

 

Hospitales y enfermedades

La calidad de los hospitales públicos varía de forma considerable, y los hospitales mejor equipados están en las ciudades. Las ciudades con una importante población inmigrante extranjera dispone de hospitales privados, con servicios médicos donde el personal habla inglés y atiende exclusivamente a extranjeros. Muchas farmacias dispensan medicamente tanto occidentales como chinos y pueden recomendar remedios para heridas o dolencias menores. Algunos grandes hoteles proporcionan intérpretes para que acompañen a sus huéspedes al hospital. Los interesados en medicina tradicional china para el tratamiento de dolencias crónicas pueden visitar los institutos de medicina tradicional asociados a los hospitales y colegios médicos. Algunos hoteles también ofrecen tratamientos de este tipo. Al mismo tiempo, tiene que prestar mucha atención a las enfermedades. Se deben tomar precauciones contra los dos tipos de disentería. La bacilar va acompañada de fuertes dolores estomacales, vómitos y fiebre, y la amebiana presenta síntomas similares pero tarda más en manifestarse. Se recomienda vacunarse contra la hepatitis A antes de viajar, sobre todo si se van a visitar zonas rurales. También pueden prevenirse mediante vacunas otras enfermedades que se transmiten a través del agua, como el cólera y el tifus. La esquistosomiasis, enfermedad parasitaria producida por un gusano de agua dulce que se encuentra en el sur y el centro de China, puede evitarse no bañándose en agua dulce. En todo momento debe consumirse agua mineral embotellada y evitar los cubitos de hielo. Además, la falta de oxígeno a altitudes superiores a 2.500 metros pueden causar ataques severos de mal de altura, que producen fuertes dolores de cabeza, mareos y pérdida de apetito. Estos síntomas suelen desaparecer después de uno o dos días, pero si persisten pasadas 48 horas se debe descender de inmediato a una altitud inferior y acudir al médico. Para evitar el mal de altura se debe ascender lentamente, beber muchos líquidos y evitar el alcohol y los sedantes. La rabia, causada por un virus mortal, se transmite a través de la mordedura de un animal infectado. En caso de sufrir una mordedura, se debe limpiar la herida con antiséptico y acudir a un médico de inmediato. Sólo en necesario vacunarse contra la rabía si se van a visitar zonas de alto riesgo durante largos periodos de tiempo y si existe la probabilidad de que se vaya a entrar en contacto con animales. La administración de la vacuna tiene que supervisarla el médico de cabecera. En verano abundan los mosquitos, que en el sur pueden transmitir diversas enfermedades. Si se visita una zona en que se producen brotes frecuentes de malaria, se aconseja seguir un tratamiento de pastillas antes, durante y después del viaje, siempre por prescripción medíca. El dengue y la encefalitis japonesa B también se contraen por la picadura de un mosquito. Tendrá un viaje agradable y inolvidable con tal que siga estos consejos.

 

hospital

 

Querer saber más

Los consejos del primer viaje de China

Rutas Recomendables

Beijing, Xi'an, Shanghai
Desde: $1221$1100
Beijing, Xi'an, Guilin, Shanghai
Desde: $1787$1608
Beijing, Xi'an, Shanghai, Guilin, Hong Kong
Desde: $2436$2193